28.3.12

La importancia de los primeros meses desempleados

Está estudiado que cuanto más tiempo se está desempleado, más tiempo se tarda en poder encontrar un nuevo empleo y una vez encontrado si hemos estado desempleados un año o más, inevitablemente será este de peor calidad, pues resulta un lastre complicado de salvar y de explicar, los motivos que nos han hecho estar mucho tiempo en el paro. Ante una entrevista de trabajo, si se ha estado más de 6 meses desempleado, aunque haya crisis, hay que tener preparada la respuesta pues nos caerá fijo. ¿Por qué lleva usted tanto tiempo en el desempleo?

Por eso es necesario que en cuanto --por el motivo que sea--, terminamos desempleados, nos pongamos a buscar un nuevo empleo sin pausa, pues el tiempo juega en nuestra contra. La realidad en la España actual es otra, pues muchas personas están llegando al desempleo tras muchos años de trabajo duro y optan por estar unos primeros meses de replanteamientos vitales incluso, lo que complica encontrar un nuevo empleo en el mismo oficio que se tenía antes.

Sirve, incluso como excusa, emplear estos periodos de cambio laboral para formarse mejor o incluso para plantearse nuevas actividades, iniciativas para emprender, estudiar negocios o replantear tu vida laboral. Es, no hay que olvidarlo, una crisis personal que podremos saldar con un éxito o con un fracaso. Debemos estar preparados para todo, pero sobre todo, preparados para alcanzar la salida de la crisis acompañados de un éxito. Depende en gran medida de nosotros.

En casi todos los procesos de desempleo hay un periodo anterior al despido o cierre en el que poco a poco vamos viendo el futuro negro que se nos viene encima. Estos meses deben ser tiempos que no debemos abandonar, pues pueden ser fundamentales para formarnos, conocer procesos u opciones, analizar posibilidades personales y tener preparados los contactos personales para cuando toque ponerse a trabajar buscando trabajo.

25.3.12

Jornadas para conocer mejor las posibilidades de formación y empleo en Aragón

Se ha celebrado este fin de semana en el Palacio de Congresos de Zaragoza, el II Salón de Educación y Empleo (EyE 2012) y la I Expo Idiomas (EIA), organizado por la Feria de Zaragoza y con la colaboración de las Cámaras de Comercio aragonesas. Este tipo de jornadas se están celebrando en diferentes momentos por toda España y es una excelente ocasión para conocer de cerca todas las posibilidades personales tanto en educación como en empleo y tomar buena nota de cómo mejorar nuestras opciones para poder tener un empleo con las mejores opciones posibles, tanto en España como fuera de nuestro país.

Y es que reconociendo la formación como herramienta de futuro, se han centrado estas II jornadas del Salón de Educación y Empleo en talleres sobre autoempleo, elaboración y perfeccionamiento del CV, mejorar el posicionamiento profesional en la red o dar la importancia que merecen las lenguas extranjeras han sido los temas que han centrado las actividades. Conocer los nuevos métodos para crear una empresa en estos momentos de crisis; aprender a convertirse en autónomo y a generar autoempleo o conocer mejor el nivel necesario en un idioma para ser capaz de defenderse ante un puesto de trabajo en el extranjero. 

Con una planteamiento predominantemente práctico, las 50 empresas que participan en este II Salón de Educación y Empleo (EyE 2012) han celebrado un programa de sesiones técnicas y talleres en los que han tratado de orientar a los visitantes con el objetivo de conseguir mejores resultados en su búsqueda de empleo o de formación. Las nuevas herramientas sociales como Facebook, Twitter o Linkedin, han sido asuntos abordados por la ponencia de Ayanet en su charla: "Cómo buscar empleo a través de las redes sociales". Por su parte, la Cámara de Comercio de Zaragoza ha puesto sobre la mesa el autoempleo como fórmula para generar puestos de trabajo y que sirve para "buscar soluciones de futuro y crear nuevos nichos de mercado". Mientras, en la zona expositiva, los visitantes, que por segunda jornada han visitado masivamente el certamen, se mostraban interesados en la gran oferta que exhiben tanto EyE.2012 como Expo Idiomas. 

Entre otros, se explicaban las diferencias sobre todas las titulaciones universitarias, sobre la carrera profesional en las Fuerzas Armadas, cursos de Cruz Roja sobre primeros auxilios o socorrismo, formación en estética, masajes o moda, así como sobre los idiomas y los cursos y estancias en el extranjero. En estos momentos, el aprendizaje de lenguas extranjeras supone un elemento fundamental para poder enfrentarse al mundo laboral. Se trata de una primera experiencia que está siendo muy alabada por el público asistente. 

EyE.2012 se erige como un foro dinámico que apuesta por generar un abanico de oportunidades, tanto en el plano social, como formativo y laboral, que sirva para mejorar el futuro de los aragoneses. Junto a Expo Idiomas (EIA), ofrecen ambos salones la mayor oferta que existe en estos momentos en Aragón sobre empleo y están destinados a un público que responde a distintos perfiles.

24.3.12

No se puede crear en España lo que sí funciona en Rumanía

Hablaba ayer con un técnico de empresas sobre las posibilidades de negocio que están teniendo él en Rumanía, país sobre el que dirigieron sus inversiones hace casi una década tras cerrar todas sus plantas de producción en España. Los primeros años fueron espantosamente duros, lo cual me afianzaba en la opinión de que se habían equivocado totalmente, sin entrar a valorar que me parecía una barbaridad social cerrar empresas en España para deslocalizarlas en otro país.

Las cosas han cambiado mucho en estos algo más de 7 años, tanto en España como en Rumanía. Las diferencias ya no son tan tremendas como para que salten multitud de anécdotas empresariales en cada encuentro.

Me decía que en estos momentos tienen abiertas en Rumanía más de 50 tiendas de…, pongamos que venta de lápices de colores, para no dar pistas. Y que su éxito es fabuloso pues el no tener clientes en Rumania que les compren su producción, pueden comercializar allí sin problemas, sin competencia con sus propios clientes y a los precios que desean. Algo que tras mi insistencia, no pueden hacer en España, pues parte de su producción en Rumanía la venden a clientes españoles que no admitirían que tiendas montadas por su fábrica de producción, por sus proveedores, les hicieran la competencia en España.

Los precios de los productos que venden en sus propias tiendas son cuando menos “muy competitivos”, pues pueden además diseñar sus productos con los elementos que les sobran de stock de otras producciones. Si les sobra color amarillo, crean mucho de color amarillo. Si durante 3 meses van a tope produciendo para sus clientes de España, Alemania o Italia, no fabrican nada para sus tiendas de Rumanía y vender productos de almacén. Si una remasa de productos es devuelta por no ser el color amarillo del gusto del cliente final o por tener despegado ligeramente el membrete, lo emplean para venderlo en sus tiendas de Rumanía a precios algo más bajos, pero sin perder nunca dinero.

Yo insistía en buscar fórmulas para que se pudieran traer esas inversiones comerciales hacia España, ya que no es posible volver a traer la producción, una vez que el mercado laboral de Rumanía se ha estabilizado y ya tienen una gran plantilla “aprendida”, dos de los muchos problemas fundacionales de su atrevimiento empresarial tan lejos de España. No hay posibilidad por la particular forma de entender la competencia entre los mercados de distribución en España. Nunca aceptarían sus clientes españoles que se les pudiera crear una competencia con productos ni parecidos a los que ya les venden desde las fábricas. Y parece que resulta imposible que los clientes no se enteren a los cuatro días, de que se han montado las tiendas competentes y con ganas de hacer la competencia. 

Ahora están buscando nuevos mercados en otros países en donde no tienen clientes a los que proveer, para seguir abriendo tiendas que curiosamente adaptan a cada particularidad de los países, pero solo lo justo, entregando calidad y diseño pero sin perder su personalidad como país en el producto que fabrican. Sería como un: “El mejor y más moderno diseño, pero fabricado para ti”.

21.3.12

Hay cultura emprendedora en la ciudad de Zaragoza

El director de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, José Carlos Arnal, contesta en una entrevista a temas sobre la cultura de emprender nuevos programas e ideas. Consultar aquí la entrevista completa.

Pregunta.- ¿Hay cultura emprendedora en la ciudad de Zaragoza?
Respuesta.- Sí. Esas actuaciones han permitido poner en marcha otros programas más modestos que han conseguido ayudar a que se cree en Zaragoza una comunidad de emprendedores relativamente interesante, porque hay proyectos valiosos. También que en determinados círculos también se conociera que en la capital aragonesa, en estos ámbitos, hay gente que se mueve. 

P.- ¿Qué es lo que mueve a los ciudadanos a emprender?
R.- A los que llevamos bastantes años hablando de emprender nos alegra que todo el mundo hable de lo mismo. Parece que sea una moda que podría ser pasajera, pero creemos que no. Hay una motivación personal, la necesidad, que es lo que a todos nos mueve. Con la catástrofe del empleo y la dificultad que tendremos para resolverlo, lo que nos ha pasado es que hemos perdido un sector productivo y hay que sustituirlo con nuevos sectores, que además tendrán actividades empresariales que tienen que surgir en ámbitos en los que podemos ser competitivos. En los costes del trabajo en los que España hace 30 años era competitiva, ahora no lo es, y habrá que recurrir a la imaginación, al talento y a la innovación.

P.- ¿Es buen momento para emprender?
R.- Para la gente que no encuentra otra alternativa laboral, es un momento para plantearse que si uno tiene una determinada formación, lo único que necesita es un proyecto empresarial capaz de ponerse en el mercado. Lo que nos encontramos es que hay mucha gente muy bien formada, ese no es el problema principal, pero hay gente que no se ha planteado que puede convertirse en un empresario. O que si se lo ha planteado, tiene temor o no ha recibido esa cultura y los conceptos para identificar cómo se construye un negocio. Es un momento muy bueno para emprender. Por eso creo que esto será un fenómeno duradero. En España tenemos unas circunstancias especiales, pero las investigaciones nos dicen que en todos los países desarrollados, la parte de creación de empleo en los emprendedores es cada vez mayor, y eso responde a circunstancias del cambio del modelo productivo que el planeta está viviendo.

17.3.12

Formación básica antes de emprender o iniciar una nueva empresa

Algo tan sencillo como la formación suficiente, no se tiene en cuenta a la hora de montar una empresa. 

 Formación teórica lo más amplia posible, no solo del oficio sobre el que vas a montar tu nueva empresa sino también de los oficios laterales, sobre todo si vas a servir a empresas. Debes conocer las particularidades del oficio de tus clientes si estos son profesionales, pues debes ofrecer garantía y seguridad.

 Formación empresarial al menos básica para entender mucho mejor cómo funciona una empresa, cuales son los puntos frágiles y sobre los que hay que prestar mucha más atención. Es fundamental que aunque dejes en manos de expertos o asesores el funcionamiento empresarial de tu nuevo negocio, conozcas algo más que lo básico el funcionamiento contable de una empresa, la legislación básica en asuntos fiscales y laborales, y detectar a tiempo los síntomas de los errores, de las buenas negociaciones, de las relaciones con proveedores y bancos, de las complicaciones por no tener el tamaño idóneo y las inversiones justas y correctas.

 Formación práctica del oficio sobre el que vas a montar su empresa, por muy sencillo que entiendas emprender una actividad sobre algo que hasta el momento no has practicado nunca. Toda actividad, incluso la que no vayas a realizar tú, la que pienses subcontratar o ser realizada por trabajadores de tu empresa, debe ser conocida, si no en profundidad sí al menos en un grado suficiente como para defender tus posturas de exigencia. Los controles de calidad solo son posibles si se conoce muy bien el proceso productivo.

Una verdulería, una tienda de golosinas, puede parecer una empresa muy simple pero que debes conocer en la práctica al menos un par de semanas, para detectar tus propios puntos débiles ante esa empresa si nunca antes has sido emprendedor. No todos servimos para las mismas actividades y es bueno conocerlas muy bien y desde dentro antes de emprender un éxito o un fracaso.

En estos momentos débiles, con una economía complicada, es normal algunas acciones emprendedoras que con un poco más de cuidado y formación hubieran funcionado bien y que en cambio a los pocos meses se caen ellas solas. No es suficiente con poseer un capital para montar sin deudas una empresa, si antes no tienen las formación suficiente como para rentabilizar tu inversión. Desgraciadamente son muchas las personas que detectan los fallos y errores cuando ya es tarde y muy complicado dar marcha atrás.

16.3.12

Cualidades que demandan los trabajadores a los directivos de las empresas

Los colaboradores y trabajadores de cada empresa esperan de sus directivos siempre las mismas actitudes.

No son complicadas, incluso se debería asumir que son lógicas y que deberían venir en el equipo básico de "ser directivo en cuatro días", pero la realidad nos dice que no siempre es así de sencillo encontrar a directivos que sean capaces de cumplir con estas sencillas normas.
 Que sean honestos, capaces, realistas.
 Que no engañen.
 Que sientan aprecio por su empresa y por su equipo de trabajadores.
 Que tengan respeto y sepan compartir por igual este respeto entre todos.
 Que sepan escuchar y presten atneción a los problemas de las personas.
 Que no sean prepotentes ni abusen de su posición.
 Que sepan admitir aunque sea con el silencio sus errores.
 Que sepan agradecer y preguntar.
 Que se involucren en sus enpresas y sepan cambiar cuando sea necesario, para dotar de más seguridad a sus organizaciones.

12.3.12

9 ideas a tener en cuenta, para crear una nueva empresa

Estamos en un momento social en el que muchas personas se están planteando la posibilidad de crear una empresa nueva, de emprender una idea novedosa o no, de invertir en una posibilidad laboral propia. Pero hay que tener en cuenta una seria de factores que pueden resultar claves para no fracasar.

 La formación es fundamental, pero desear seguir aprendiendo cada día y es también básico para decidir dar el paso hacia la creación de una nueva empresa.

 Los clientes están esperando buenos y nuevos servicios, adaptados a sus necesidades de todo tipo, en donde se respete y cuide la figura del cliente, para que vuelva a consumir el servicio.

 Hay que conocer bien el mercado sobre el que intentamos crear una nueva empresa, sobre el que deseamos emprender una nueva inversión. Analizar el mercado de proximidad a nuestra actividad, tanto geográfica como de servicios iguales, para saber sus puntos fuertes y débiles, y así no cometer los mismos errores. No olvidar que “sus” clientes tiene que ser “nuestros” clientes.

 Hay que conocer bien la competencia para saber sus precios de venta, sus servicios añadidos, el precio que pagan a los proveedores, quien les suministra y de qué forma lo que luego venden, qué tipo de gasto fijos soportan, adivinar qué podemos ofrecer nosotros para que nos diferencia de sus servicios y así conseguir y fidelizar a los clientes.

 Hay que tener un soporte financiero suficiente para unos meses primeros que serán siempre complicados. Hay que tener una reserva económica o de no disponer de ella hay que contemplarla a la hora de solicitar financiación externa. 

 Nunca hay que hacer gastos excesivos a la hora de montar una nueva idea, una empresa que nace. No es necesario gastar de más, nunca, para iniciar una actividad. Todo es muy caro y las reservas nunca se sabe en qué momento las necesitaremos.

 Conocer muy bien a las empresas y personas que nos van a suministrar los productos que vamos a vender o sobre los que vamos a dar un servicio. Hay que negociar precios, condiciones, plazos de entrega, formas y calidades. Es posible que no sepamos los suficiente sobre los precios que pagan las empresas de la competencia por lo mismo que nosotros ahora compramos. No hay que fiarse de lo que se nos diga, si no es información veraz que venga desde varias fuentes, a ser posibles indirectas y fáciles de comparar. Nada como tener firmado las condiciones de venta y servicio.

 A la hora de montar una empresa está prohibido soñar. Es mejor ser pesimista con un punto de realismo, que ser un optimista sin información suficiente. Nada como preguntar, solicitar ayuda y consejos de amigos ajenos a la idea, de personas que nos pongan los problemas delante de nosotros, para que nos obligue a pensar. Pero no olvidar que la decisión la tenemos que tomar nosotros, que al final seremos siempre los mejores consejeros.

 Recuerda que muchas ideas que funcionan bien, son simplemente ideas ya conocidas con anterioridad a las que les ponemos nuestra personal modificación para convertirla en nueva. Nosotros somos capaces de conocer muy bien un producto y saber modificarlo y adaptarlo a nuevos clientes, nuevas necesidades, nuevo segmento del mercado. Si algo funciona, puede ser la base de algo que trasformado puede seguir funcionando. Depende de la idea de transformación, de la seriedad y conocimiento que tengamos del producto y del mercado al que está enfocado.

10.3.12

Qué hacer ante un problema grave, dentro de una organización, de un equipo

Muchas veces determinamos que tenemos un problema, que hay que resolver una situación anómala, pero en cambio no somos capaces de tomar las decisiones pertinentes, por no saber actuar contra ella o por miedo a producir fricciones dentro del grupo.

Diagnosticamos bien, pero no sabemos resolver, medicar la situación.

Lo fundamental es definir la situación que supone un peligro, un problema al grupo, a la empresa, a la producción, a la atención, a la calidad, al sistema productivo. Definir el problema con claridad, a quien afecta, qué zonas están afectadas, en qué secciones se produce, en qué momentos.

Hay que sintetizar el problema, explicándolo con claridad por escrito, para que así lo veamos desde otro punto de vista. No es lo mismo lo que pensamos cada uno, que lo que somos capaces de explicar por escrito, y en caso de falta de tiempo, al menos oralmente.

Hay que escuchar con empatía las explicaciones de cada persona implicada, tanto los que definen la situaciones anómalas, como los que las explican o las justifican. De todas estas escuchas tiene que salir la solución.

Hay que determinar el grado de preparación de cada elemento que interviene en el problema. Analizar si es necesario preparar más y mejor a las partes implicadas y hasta qué punto se puede resolver con más formación interna.

Hay que acordar finalmente un plan de acción contra la situación, asumida por todas las partes implicadas y por la dirección del equipo y/o de la empresa y empezar a trabajar en los cambios, en las soluciones.

El plan de acción también debe quedar por escrito y con la firma de todos los implicados, en donde podrán poner sus alegaciones. No es necesario que estén todos de acuerdo, pero si que todos lo hayan entendido y lo asuman como necesario al ser aprobado por la mayor parte del equipo de gestión, bien por número, bien por poder del grupo que dirige. Siempre es mucho mejor en estos caso no tener que imponer normas, sino que los panes de acción sean consensuados y asumidos por todas las partes de ben grado. La meta es resolver la situación.

3.3.12

6 formas erróneas de atender a los clientes

Hablábamos en la anterior entrada de la importancia de los clientes para la buena marcha de una empresa, y del cuidado que deben tener los trabajadores con el trato al cliente. ¿Pero cuales son los empleados que puedes molestar o destrozas las buenas relaciones con los clientes?

 El lento. El cliente busca soluciones, pero también que no se le haga perder el tiempo, esperando y esperando. La paciencia siempre tiene un límite.
 El contrario. Los clientes no son los enemigos, nunca, no son los que vienen a fastidiar sino a pagarte parte de tu sueldo. Nunca hay que ser mal educado ni hacer comentarios poco afortunados o innecesarios.
 El dormido. Nunca hay que parecer que se está dormido, que no importa lo que el cliente nos comenta, que estamos en otros mundo y el cliente nos molesta.
 El mínimo esfuerzo. A veces nos limitamos a cumplir estrictamente con el reglamento y eso cuando se trata con clientes también es insuficiente. Hay que aportar más y que el cliente lo note, sepa que nuestro trato hacia él es personal.
 El que no sabe. Para tratar con el cliente hay que saber responder y resolver, hay que tener capacidad (o buscarla) para resolver las dudas y problemas que se nos plantean.
 El mentiroso. No se debe mentir NUNCA al cliente. Una verdad bien explicada es mucho mejor que una pequeña mentira piadosa. No hagamos promesas al cliente si sabemos que no las podemos cumplir.

1.3.12

La importancia de tratar muy bien a los clientes

Atender bien a los clientes es la mejor publicidad de tu negocio, de tu empresa. Los clientes son los que te pagan el sueldo que cobras, luego tiene que ser muy sencillo cuidarlos y atenderlos como ellos esperan. No como se merecen, sino como esperan de la marca a la que han acudido como clientes.

Los clientes son los que entran por la puerta o los que están dentro de tu propia empresa. Clientes exteriores y clientes interiores. Todos hacen posible que la empresa funcione y sea rentable. Pero de lo que vamos a hablar un poco hoy es de los clientes exteriores, de los que acuden a tu empresa o negocio a comprar, a ser atendidos.

Tú también eres muchas veces cliente y sabes que si no te atienden bien no vuelves al mismo lugar. Piensa que eso mismo deciden hacer contigo tus posibles clientes y sopesa en qué puedes mejorar ese trato. No siempre atender a un cliente es sencillo, son comunes las situaciones en las que debes resolver problemas de forma natural pero eficaz, por ello las personas que atiendan a los clientes deben ser profesionales de la atención y saber resolver aquellos problemas de los que no tengan suficiente capacidad con gestiones claras y rápidas. No todos deben sabe de todo, pero si es necesario que quien atienda al cliente sepa abrir soluciones con la ayuda de su equipo.

Muchas veces, casi todas, la imagen de una gran marca se sustenta sobre las personas que atienden esa misma marca. Por mucha publicidad que demos a una marca, si quien atiende personalmente en el momento final de la compra no es capaz de trasmitir lo que antes se ha intentado decir con la publicidad, no servirá de nada toda la inversión para conseguir ese gran marca. Siempre somos personas los que al final decidimos o ayudamos a decidir. Si una marca tiene varias sucursales, cada una de ellas se sustentará sobre el trato que entregue a sus clientes. Por eso los resultados serán diferentes entre ellas y siempre se tienen que hacer retoques para igualar resultados.

Quien atiende a los clientes debe tener flexibilidad y capacidad para tomar decisiones en cada momento, pues en muchas ocasiones será la persona que atienda quien tendrá que decidir y nada molesta más al cliente que tratar con una persona que representa a la empresa sin capacidad para resolver, para gestionar. Para ello estos empleados deben conocer perfectamente la política de la empresa ante todo tipo de problemas. Y en caso de que se equivoquen ante una decisión final con el cliente, desde la empresa hay que apoyarlos, hacerles saber las particularidades del error y formarlos más para evitarlos. Pero nunca desanimarlos, pues seguirán necesitando tomar decisiones personales ante problemas que siempre las plantearán los clientes.

Un cliente contento o descontento es una voz que amplifica el trato recibido, es también una persona que seguirá consumiendo, que será consultada en algunos casos por sus círculos. No siempre el cliente tiene toda la razón, pero nunca hay que demostrarle que no la tiene de una manera excesivamente dura. Si hay que demostrarle que se ha equivocado de empresa a la hora de acudir como cliente, no hay que cerrar las puertas definitivamente, simplemente hay que enseñarla otras posibilidades, incluso aceptando que es posible que tu empresa no es la adecuada para lo que él como cliente necesita. Perder un cliente nunca es lo mismo que romper con un cliente. En estos casos la experiencia de la persona que atiende es fundamental para reconducir la situación.