Consejos para mejorar el blog y tener más lectores y visitas

Todos deseamos escribir en blog para ser leídos. Pero poco lo conseguimos pues es tal el número de opciones que existen para que las personas pueden estar informadas o entretenida, que sin duda los blog han perdido parte de su sentido y se han dejado en el camino un inmenso número de lectores que están ahora en las redes sociales.

Si a eso le añadimos que no siempre logramos escribir con algunos criterios básicos para retener la atención de nuestros lectores, el trabajo que desarrollamos tendrá poco resultado. Veamos algunos puntos sobre los que todos los que escribimos en blog  tenemos que aprender algo más.

 Escribir requiere tiempo, dedicación, formación sobre el asunto a tratar, revisión del texto.

 Para escribir al menos regular, nada ayuda tanto como escribir. Escribir ayuda a aprender a escribir. Y volver a leer lo que ya has escrito ayuda a comprender los errores y a resolverlos.

 Si un texto no te gusta lo suficiente o si quieres conocer un truco sencillo para ver de qué forma lo escucharán los que te vayan a leer: “Léelo en alto y escúchate tú mismo”.

 En internet quien te lee es tu amigo, lo trates de tú o de usted es una persona que te está entregando unos segundos o minutos de su vida para leerte. Entrégale algo que le sirva, que esté bien realizado, que le ayude, un texto o una imagen con la que él se sienta bien una vez haya terminado de contemplarla o leerlo. Es decir: “Ponle valor añadido a lo que entregas”.

 El lector además de amigo, es tu cliente, es el precio que cobras por escribir. Sin lectores nadie te paga con la satisfacción de saber que ha servido de algo tu escritura.

 Es verdad que existen sistemas SEO para mejorar el acceso de tus textos a los buscadores, pero cambian los criterios técnicos de vez en cuando buscando precisamente que algunos blogueros no aprendan tanto que sean capaces de manipular los resultados. Confía en tu trabajo, en ser constante, en seguir escribiendo y aprendiendo. Un buen título, el uso de palabras claves, elegir una temática determinada, la extensión total del texto, las palabras del primer párrafo, etc.

 Y recuerda que si no le vas a dar continuidad y constancia, lo mejor es que abandones. Excepto que te apetezca disfrutar personalmente con la escritura, sin importarte nada el número de lectores.

Cinco ideas fuerza para tener ideas propias

¿Quieres tener ideas nuevas para tu negocio o proyecto? Vamos a intentarlo entre los dos con cinco ideas fuerza, simples pero prácticas.

1/ Ten muy claro cual es el objetivo que preparas, qué buscas, qué deseas obtener. Apúntalo con detalles en una hoja en blanco y míralo fijamente hasta aprenderlo de memoria. Es tu meta.

2/ Intenta que sea un proyecto práctico, que te sirva, que siendo simple permite ser ampliado en busca de la complejidad y la excelencia.

3/ Explóralo, míralo desde todos los puntos de vista posibles, apunta lo que te imaginas desde otras ópticas, mira las diferencias y búscalas al observar el proyecto desde los diferentes puntos de vista diferentes.

4/ Copia. No tengas miedo en copiar lo que hacen otros. Nunca se copia nada con exactitud. Siempre se modifica lo que se aprende, hasta adaptarlo a tus propios puntos de vista.

5/ Limita los tiempos que vas a dedicar a cada fase de desarrollo del proyecto. Puede que no seas capaz de crear nada nuevo, por eso si te marcas tiempos, te darás cuenta en qué momento debes abandonar o volver a empezar.

Qué profesión debo elegir para mi vida?

La pregunta del título de la entrada es de y para niños. ¿Qué quieres ser de mayor? Curiosamente nos la hacen muchas veces de niños, pero pocas veces nos la hacemos nosotros mismos de adultos o de jóvenes, y sobre todo pocas veces nos escuchamos y nos peleamos para lograr lo que nos respondemos. 

Pocas veces nos la respondemos de verdad y somos capaces de edificar nuestra vida alrededor de esa respuesta.

Cuando tengas que elegir una carrera profesional, elige algo que ames con todas tus fuerzas, sea lo que sea esto. Vas a pasar mucho tiempo trabajando, así que asegúrate de que amas lo que haces, que te gusta y vas a dedicar lo mejor de tu vida, y que sabrás aguantar los malos momentos pues siempre tendrás buenos que te compensarán, y ten por seguro que al final, cuando estés en medio de tu trabajo de verdad, el dinero no será nunca la prioridad, excepto que sea muy poco.

Vas a ser más feliz haciendo algo que te llene por dentro y no algo que llene simplemente tus bolsillos. 

Algo que te guste analizar, estudiar, ampliar, agotarte, compartir, enseñar. 

Y hasta que no lo encuentres no dejes de buscarlo.


Los cuatro factores que buscan las empresas para contratar

Si eres universitario en busca de trabajo, si acabas de licenciarte y quieres poner en valor tus conocimientos y la formación recibida, no lo dudes, exige en la medida de que sea posible (parece menor a la que realmente es) un puesto de trabajo digno, en unas condiciones dignas. Sobre todo porque en las empresas van a exigir de ti unas competencias dignas, pagadas con un sueldo escaso. ¿Y qué condiciones van a valorar más en las empresas a la hora de elegir al candidato para contratarle? Pues cuatro, principalmente y por encima de todas las demás.

Honestidad personal y laboral
Compromiso con la nueva empresa y trabajo
Capacidad amplia de seguir aprendiendo
Saber trabajar en equipo

Aprende a saber valorar estos factores y a dejarlos claros en las entrevistas, pues son los que más están buscando a la hora de contratar a nuevas personas.

¿Cómo y de qué manera aprendemos en el tiempo?

Si estamos dos semanas aprendiendo un proceso, sea el que sea, nuestra forma de asimilar los conocimientos cambian según el sistema por el que nos llegan. Este proceso de aprendizaje, muy conocido y estudiado y que llamamos El Cono del Aprendizaje de Edgar Dale y Bruce Nylan, nos dice que en dos semanas somos capaces de retener:

El 10% de lo que leemos
El 20% de aquello que escuchamos es una explicación
El 30% de aquello que vemos tras una demostración práctica
El 50% si además de verlo nos lo explican
El 70% de lo que nosotros decimos y explicamos en un debate o conversación
El 90% de lo que decimos y además hacemos en una simulación o en un ejercicio

Quedan pues muy claras las formas más eficaces de avanzar en los aprendizajes con las personas, en todo tipo de materias. Es cierto que cuanto más eficaz es, más complejo nos parece realizar. Pero la eficacia es lo que realmente sirve como elemento de evaluación.

Aumentar la inteligencia emocional es muy sencillo

Necesitamos aumentar nuestra inteligencia emocional si queremos “estar” mejor en la sociedad, ayudar a crecer a los que nos rodean pero también para crecer nosotros mismos. Para ello debemos entrenarnos, creer que es necesario ser más “inteligente emocional” y ponernos a trabajar en ello.

 Haz ejercicio, deporte sencillo, muévete. Escribe, haz relajación, escucha la música que te guste, medita en tí misma. Todo este te abrirá la forma de pensar, te ayudará a estar más despierta.

 De verdad, no te pases con las carnes, aliméntate de forma más sana, toma frutos secos, pescado, frutas, verduras, muy poco alcohol, má agua. También esto te mantendrá más abierto, más receptivo.

 Aprende, constantemente aprende. Escucha, apunta, revisa, lee, vuelve a escuchar.

 Tranquilo, no te pongas nerviosa. Respira, no tengas ira, no te dejes llevar por la violencia de pensamiento, menos de la de palabra. Piensa que los demás lo están haciendo “por algo”. Adivina por qué.

 Organiza el día, la semana, la vida. Divide las actividades de cada momento según su real importancia. No te enganches a nada que sea vacuo o muy fácil. Huye de las personas antipáticas, violentas, tóxicas, bobas.

 Vuelve a la relajación. Pero no es necesario que sea una relajación de libro, puede ser simplemente mirar un parque, mirarte por dentro, respirar o escapar por un momento del lugar asqueroso donde estás ahora. Vuelve a realizar un poco de ejercicios, mira por la ventana, sal a la calle y observa, mira de cerca una flor. Ayuda brutalmente a vaciar de toxinas nuestra mente.

 Y recuerda que es muy importante hacer muy bien, pero solo una cosa por vez. Los que te rodean están para ayudarte. O para poner zancadillas. Aprende a diferenciar sus símbolos, sus intenciones. La gente es buena, incluso muy buena. Excepto cuando es mala o muy mala.