Sin imaginación no es posible triunfar ni ser feliz

Sin imaginación es imposible triunfar en la vida, tanto en lo personal como en lo laboral, así que nos toca al menos aprender a desarrollar el pensamiento positivo y edificar con más imaginación nuestros caminos en la vida. ¿Trucos?

 Hay que soñar más. Tras una relajación básica, debemos intentar soñar incluso con lo imposible.
 Debemos leer más para estimular el cerebro, sea poesía, cuentos, novela o ensayo.
 En todo proceso de relajación interior, cuando la mente se nos llena de abstracciones o de imágenes ajena al lugar en donde nos encontramos, es un momento perfecto para generar imaginación.
 Tener la mente en blanco en algunos momentos, es positivo para modificar nuestras formas rígidas de pensar.
 Tenga imaginación en su vida más básica. Se haga un bocadillo novedoso, se ponga una ropa diferente, viaje a un lugar distinto, acuda a una exposición, a escuchar esa música que nunca le ha gustado, a una conferencia de una actividad curiosa.
 No sea gris, apagado, constantemente normal. La vida está para disfrutarla cambiando de colores.

Reconducir a las personas ladrillo, pared, tope, es muy importante en las empresas

En toda organización ya formada y asentada, casi siempre hay una persona en puestos importantes que resulta lo que llamaríamos “cemento, ladrillo, tope, estorbo, pared”. Suele ser una persona de gran valía personal, muy eficaz (desde fuera) para la organización y el equipo, pero con una personalidad complicada para trabajar en equipo pero que lo admita esta, crea serios problemas en la organización, bien por conflictos personales larvados o no, bien por crear desencanto cuando no desmotivación entre las personas que forman el equipo. ¿Ya tenéis fijado el tipo de persona de la que intento hablar?

Repito que suele ser una persona muy válida, y que si no fuera por este problema, que a veces supera a los beneficios del resto de sus labores en el equipo, sería la persona perfecta en cualquier equipo. Pero que se ha convertido en un problema. Además y por lo general es también una persona con una gran capacidad para salir de los apuros y para gestionar las crisis que le afecten a él. Y sin ser violenta, que no lo tiene que ser incluso aparentar todo lo contrario, es una persona de muy complejo acceso con tranquilidad para resolver los puntos de las relaciones con todos que no funcionan bien.

Persona rígida, no admite con facilidad las críticas y a veces les sabe dar la vuelta o tiene una facilidad especial para no escucharlas o no hacérselas suyas. Es decir, su gran problema no es en realidad que haga de tope o de pared ante ciertas situaciones, sino lo complicado que resulta moverlo del sitio, modificar su fuerza para que sea más moldeable. Como esta situación es muy larga en el tiempo y suele ser una persona fiel al proyecto, es también un carácter que se va transmitiendo en el boca a boca entre todos los que llegan al equipo, y por ello se respetan sus formas pues se entiende que si lleva tanto tiempo y se le deja hacer en su actitud, por algo será o algún poder especial tendrá, para que nadie le diga que rectifique.

¿Solución? Pasa por hablar con sinceridad, desde alguien que tenga más poder o mando sobre el equipo que la persona a la que hay que reconducir, y hacerle ver por una parte sus grandes trabajos positivos y por otra sus debilidades dentro del engranaje del equipo, para que sea ella misma la que aporte sus ideas al respecto, con la habilidad suficiente para llevarla hacia las ideas que el equipo necesita. Debe ser un compromiso y una puesta al día de la información de lo que se necesita. No se trata de reconsiderar aspectos personales, sino actividades del equipo donde esta persona puede hacerlo “de otra manera”.

No es fácil triunfar en los negocios. Algunos consejos (e)

No sean más listo que nadie ni más tonto que los demás. Escucha, apunta, guarda, reflexiona, repasa, contesta, influye, aprende, aprende, aprende. Hay que estar muy preparado, y constantemente aprendiendo. Los idiomas no son ya un activo, simplemente son algo imprescindible como comer o vestirse todos los días.

Sé ambicioso pero también entregado a tus proyectos; reparte formación y aprenderás a recogerla, reparte sonrisas y te las devolverán, reparte buenos servicios y te los pagarán mejor. Si siembras recogerás frutos a medio plazo. Olvídate de cobrar al contado por tus ideas, pero aprende a elegir a tus contertulios, para que nada sea gratis y exista posibilidad de intercambiar proyectos y con ello beneficios a medio plazo. En estos tiempos hay que cobrar a medio plazo lo que se entrega, pero compartir no es regalar.

Existe la suerte. Pero sobre todo existe el trabajo duro, la preparación constante, la ambición básica, pero también el reparto de papeles y el trabajo en equipo. Es más fácil triunfar si se trabaja duro para triunfar y con una meta clara y constante. Vendrán problemas, es lo lógico. Así todo valdrá más en tu interior, todo será más gratificante cuando se triunfe. Organiza tu meta, visualizala y prepárate para ello. En estos tiempos ya nunca se dejará de seguir aprendiendo. Y eso depende de tí.

Quieres triunfar en tu futuro? Tres consejos más (d)

Para moverte con éxito en la vida actual vas a necesitar buenas ideas, buenos productos que vender, una excelente preparación y además algo diferente a lo que tiene tu competencia que a veces es simplemente la otra persona que está contigo en una selección de personal. Dará igual si te vas a dedicar a trabajar para otro, para una empresa o de forma autónoma para tí mismo. Todo está cambiando. Hay que especializarse en algo único. Tan importante es ser el mejor de algo, como ser el único de algo.

Vas a tener que abrirte, tendrás que regalar y repartir (sonrisas, relaciones, formación) para recibir a cambio la posibilidad de edificar TU futuro. Si montas una empresa y crees en ella, recuerda que puedes “regalar o entregar” parte de la misma para obtener ayudas y financiación. Si crees en algo, se tiene que notar que crees fervientemente en tu idea y además si tienes que “regalar” una parte, el valor de lo regalado en mucho mayor si demuestras que crees fervientemente en lo que has ideado.

No esperes las subvenciones públicas de turno. Debes arriesgar tu mismo en tus ideas o en tus decisiones. Si tu no crees en tu propia idea o empresa es imposible que otros crean en ella. Apuesta por tus proyectos con dinero, con tiempo, con energía, con formación, con todas tus fuerzas. Y luego no olvides que incluso es posible que alguien te puede ayudar, que existen las subvenciones. Pero siempre piensa en ellas al final del recorrido de tu proyecto.

Ascender en equipo es complicado. Pero bajar siempre es en solitario

Antes de intentar ponernos a subir en la vida, sea profesionalmente o de carácter y relaciones, de formación o de decisiones vitales, hay que mirar y elegir bien hacia donde queremos alcanzar nuestra meta. No nos vayamos a equivocar de objetivo y entonces todo nuestro esfuerzo no sirva para nada. Podemos formar un gran equipo, ir muy preparados, pero si no sabemos elegir bien el objetivo que deseamos alcanzar, todo nuestro trabajo no servirá de nada. Podemos tener la autoestima muy alta, disponer de una gran financiación, estar muy formados ante la tarea que nos hemos propuesto, pero tal vez el objetivo a batir no sirva de nada, no sea suficiente, no conduzca a ningún sitio válido, si antes no hemos analizado muy bien qué meta queremos batir.

En la imagen superior se refleja claramente lo que quiero deciros, hay que ponerse a trabajar: siempre y en equipo. 

Pero antes hay que elegir bien el objetivo a alcanzar. Subir cuesta mucho, pero a veces se baja de golpe y cada integrante del equipo en una dirección. Para subir siempre pueden intentar tener ayuda para formar equipo y empujar todos a una. Para bajar lo normal es que todo se deshaga y cada integrante caiga en solitario y por cada esquina del objetivo.

Once preguntas antes de confiar en un partners

Ahora que están de moda los entrenadores para todo tipo de decisiones personales, incluidas las de invertir o emprender, la primer pregunta debería ser: ¿Qué pueden hacer los partners, los socios capitalistas, las franquicias, los entrenadores emprendedores, para ayudar en tu idea, en tu negocio?

No estoy diciendo que sean negativos o nulos, estoy simplemente poniendo encima de la mesa si los consideras necesarios, imprescindibles, inocuos, negativos o positivos.  

 ¿Van a enriquecer tu nuevo negocio?
 ¿Qué te van a poder aportar en tu nuevo emprendimiento?
 ¿Qué problemas van a poder solucionar?
 ¿Qué beneficios aportan?
 ¿Van a saber relacionarte con los clientes mejor?
 ¿De qué forma lograrán ayudarte a contactar con más y mejores clientes?
 ¿Qué coste tendrá para tu negocio su ayuda?
 ¿En cuanto encarece el producto final su ayuda, su apoyo?
 ¿Van a ser los clientes finales que los que tienen que soportar el coste final de esta ayuda?
 ¿Tras soportar los costes lógicos de este socio, queda margen en el negocio, sin abusar de los precios?
 ¿Conocemos bien a la competencia y de qué forma ellos trabajan el mismo producto o servicio?

Si quieres triunfar en tu profesión, tres consejos más (c)

En EEUU se valora muy bien a los profesionales españoles, pero mucho menos a nuestras empresas, y eso nos debería ayudar a encontrar nuestras debilidades como sociedad productiva y laboral. Hay que innovar en todo y copiar solo aquello que entiendas de verdad, copiar para modificar en el fondo, hasta lograr un producto o un servicio nuevo. Las formas si no van acompañadas de las ideas de fondo, no sirven para casi nada.

Debemos aprender a vendernos aunque esto suena muy mal, a crear nuestra propia marca personal y ponerla en valor. No te preocupes por cambiar de carrera, de trabajo, de actividad. Se te juzgará por tus resultados. Hay que hacer mucha vida social de todo tipo, para que se te conozca y se te valore, pero también para aprender, pues la formación nunca sabemos de dónde la podemos lograr.

Asesora si te lo piden y sobre todo déjate asesorar, pero hay que pulir lo que te digan, sobre todo si no lo elijes tú. Los mejores asesoramientos son los que se pagan. Escucha y aprende a aprender. Son muchas las posibilidades de tomar consejos sin que te los den. Hay que pillarlos y guardarlos muy bien en tu interior. Si tienes dudas, apuntalos en esas libretas que guardas siempre, nunca sabrás cuando los vas a necesitar. Pero apuntalos en el acto pues si se pierden algunos detalles ya no tendrán el mismo valor cuando los revises.

Quieres triunfar en los negocios? Tres consejos más (b)

Lleva un control eficaz y un archivo con todos los contactos, tarjetas, reuniones, entrevistas, presentaciones o email que recibes o personas con las que contactas, apunta el nombre del emisor y la manera más sencilla de volver a contactar con sus responsables de cada lugar y su línea de actividad. Responde a los email, interactúa, solicita ayuda pequeña si la necesitas, déjate ver y oír. Hay que llevar un archivo con todos los datos que sean importantes, en tu actividad laboral, formativa, comercial o empresarial, aunque en principio no los consideres importante. La información es poder, es tener posibilidades de resolver problemas cuando estos vengan.

No pienses ya, por desgracia nunca más, en que tendrás un puesto laboral fijo en el futuro. Todo ha cambiado ya. Ahora debes apostar globalmente por tu propia carrera profesional, por tus ideas, por tus proyectos emprendedores. Puedes incluso cambiar de gremio, de proyecto, de idea. Puedes ampliar tus conocimientos con carreras o estudios similares pero también radicalmente diferentes. Es perfecto un psicólogo que además sea economista o sociólogo. Un ingeniero que además sea arquitecto o químico. Un profesor de matemáticas que además ser investigador médico o economista.

Aprende de forma urgente a hablar en público, a escribir y condensar tus ideas en dos minutos de discurso o en 20 líneas de texto. Aprende a moverte verbalmente entre la gente, a saber vender tus proyectos en público, a realizarlo en voz alta, sea con conocidos o con desconocidos. Hay que saber explicarse, debes dominar la comunicación, hacer pedagogía sin engañar con aquellas personas con las que en un momento dado vas a trabajar o necesitas relacionarte para tu vida profesional. Aprender a comunicarse es fundamental y saber diferenciar el momento, los interlocutores, la materia y forma, es lo básico para crecer en calidad formativa.

Nota.: Aquí puedes leer la Entrada A

Quieres triunfar en los negocios? Tres consejos (a)

Si quieres triunfar no pienses nunca en que los beneficios empresariales van a llegar rápidos; date mucho más tiempo del que te gustaría pues el beneficio rápido ya no existe o están pillados por otros avariciosos. Ahora es el tiempo de los beneficios empresariales a medio y largo plazo. Piensa en tu proyecto como una manera de crear un puesto de trabajo y edificar con tus ideas un proyecto empresarial a medio plazo.

Vender es algo más complicado de lo que imaginas. Mucho más complejo de lo que nos gustaría aunque intentes vender el mejor producto del mundo. Es importante saber vender o contar con alguien en tu equipo que sepa comercializar el producto, el servicio. En tu equipo, tan importante es saber realizar el producto, como saber venderlo después. Excepto que sea algo realmente nuevo, barato y fácilmente introducible en los mercados. Pero de este tipo de ideas ya no quedan.

Perder dinero, inversión, es parte de la acción de emprender, de apostar por una idea. Pero perder no es hundirse, no es sinónimo de abandonar. Tras perder hay que saber levantarse y volver a poner en marcha más proyectos. Tras perder, se aprende mucho más que en cualquier escuela de negocios. En algunos países perder y haber logrado levantarse se valora más que triunfar sin problema en algo leve.

Gestionar equipos de forma válida es muy complicado

Creo que es muy sencillo entender cómo la prepotencia de una sola persona puede cambiar el futuro de un país (que es simplemente un gran equipo de muchas personas), el destino de millones de personas que vivirán dentro de un tipo de políticas o de otro bien distinto, según las decisiones del prepotente, incluso aunque no toque poder directamente. En muchas ocasiones, para el futuro de las sociedades, tan importante es el SI como el NO. Y no me estoy refiriendo a dictadores.

Pablo Iglesias es un ejemplo cercano en el teimpo pues hemos visto con claridad que no ha sabido gestionar el éxito, un síndrome que sin duda ya es bien conocido en sociología o en psicología social. Tan importante es saber asumir y gestionar personalmente el fracaso como el éxito. Para uno mismo si la situación es totalmente personal, o para todos los que se ven afectados por sus propias decisiones una vez que el fracaso o el éxito se ha convertido en una realidad que hay que saber asentar, resolver, gobernar sobre todo en lo personal. Lo personal se puede convertir en social, según tu propia responsabilidad. Nadie somos un sólo individuo, cuando tenemos es más mínimo poder, la más mínima responsabilidad.

Hemos asumido que el crecimiento de Podemos es un éxito colectivo, y es cierto, pero el fracaso puede ser un acto personal, de muy pocas personas cuando no de una sola, que no haya sido capaz de edificar desde el éxito aquello que se necesitaba. Es muy sencillo crear Círculos o Equipos para hacer de encofradores de una gran obra, pero si no hacemos Círculos o Equipos de aparejadores, de arquitectos, de incluso fontaneros, el edificio nos saldrá torcido y con serias posibilidades de no encontrar comprador. Se nos hundirá, sea un edificio de cemento o de personas.

Formar equipos es mucho más complicado de lo que parece a simple mirada exterior. Sobre todo porque en muchos casos (casi todos) se dice adorar los equipos como sistema de gestión, abriendo la boca sobre nuestra decisión inequívoca de que deseamos crear equipos que trabajen con nosotros, donde todos seamos iguales para poder sumar, pero la realidad tozuda es la contraria. NO queremos formar equipos por miedo, sobre todo por miedo a perder el poder, además de por miedo a saber gestionarlos.

Gestionar bien un equipo es mucho más complejo que gobernar desde la prepotencia y el poder del líder inequívoco, sea una empresa o un país, aunque pensemos que gobernar desde equipos es más sencillo pues se suma, se apoyan, se trabaja de forma más capaz y sencilla. 
 
Pero todo equipo necesita algo fundamental: Querer trabajar en equipo y saber formar equipo y gestionar las diferencias. Si las discrepancias en un equipo se tratan como divergencias que hay que cortar y pulir, podar o ningunear, eso no es un equipo, es un mal invento que conduce primero al color gris y a continuación al hundimiento, pues ni se trabaja en equipo ni se trabaja desde el liderazgo asumido por todos. 
 
Un equipo es mucho más que decir que se trabaja en equipo, muchas veces es una decisión callada y escondida, capaz de tener diversas velocidades y presentaciones ante la sociedad para la que se trabaja. Cuando en poco tiempo varios integrantes del equipo se dan de baja efectiva o moral, las posibilidades de que nos metan muchos goles aumentan demasiado. Es cuando en el deporte se opta por cambiar de entrenador.

Emplea siempre los dos ojos, aunque miren distinto objetivo

Recuerda: cada vez que apuntas con tu ojo hacia el objetivo, (siempre) te queda libre el otro para mirar en tu entorno, a tu alrededor. Por si acaso.

Aptitudes. Actitudes. Poder y querer

Tener éxito es algo que se puede aprender, no se garantiza el éxito, que ese es otro asunto, sino aprender a buscarlo y a ser más capaz para tenerlo. La formación existe en todos los aspectos de la vida. Pero sobre todo hay que saber buscarla y aprovecharla dedicando esfuerzo a ello.

Lograr objetivos es sobre todo un asunto de mentalidad ganadora y positiva, y eso se aprende. ¿Cómo se aprende a sacar provecho de nuestra actitudes y aprender a modificar nuestras aptitudes? La inteligencia se cultiva, se puede rodear de formación y de normas de crecimiento. Hay unos patrones claros para lograr objetivos y debemos conocerlos. Debemos saber buscarlos.

Hay centenares de lugares donde te prometen una formación de éxito, gratis o pagando unos altos precios. En realidad el éxito depende de tí. Inténtalo, pero sobre todo ponge todas las ganas y trabajo. Aprender es también un trabajo. Muchas veces depende sólo de tu mentalidad ganadora. De estar motivado en intentarlo con todos tus deseos. Si has llegado hasta aquí, sigue buscando, pues tienes lo más importante, deseos y motivación primera para intentarlo.