27.12.16

El futuro industrial de España no son las multinacionales


Todos los países industrialmente irregulares y por ello pobres, países que llegamos tarde a la industrialización como España, hemos pensado durante décadas que el futuro industrial pasaba por la instalación de multinacionales en suelo patrio. 

Parecía la solución a nuestra baja capacidad de crear empresas propias, de crear producción para vender fuera. Que vengan otros desde fuera y nos las monten. Nosotros ponemos solo la mano de obra, la fuerza. 

Un claro error que en algunos países ha costado la dependencia total de las corporaciones y lobbies que afectan y controlan a los gobiernos, a las sociedades y personas de forma directa o indirecta, controlando todo movimiento independientes de sus economías.

El ejemplo de México o de otros países de la zona iberoamericana es claro, con respecto a las grandes empresas de EEUU.

Incluso estos grupos de presión juegan con la creación o disminución del empleo y desempleo como herramienta económica que genera beneficios en sus empresas a costa de tener pillados a los países, y sin duda con la presión a los propios gobiernos que cuando quieren pueden cambiarlos sin que se note mucho.
La instalación de grandes empresas multinacionales en zonas elegidas y pequeñas, producen el efecto negativo de control total sobre los sectores que trabajan.

Control que afecta a otras empresas de la competencia, a proveedores, al sistema de trabajo, a los derechos, sueldos, etc.

En la misma medida en que crecen las grandes empresas ajenas al país, crece el peligro de deslocalización, pero sobre todo decrecen las empresas medianas y pequeñas autóctonas, que no son capaces de encontrar hueco productivo si no es dependiendo totalmente de esas grandes empresas, como simples proveedores ajustando precios y producciones.

El éxito industrial de un país radica en la creación de un tejido propio de medianas y pequeñas empresas, bien preparadas, con capacidad de innovación y tejido comercial de calidad para todo el mundo, con incidencia en sectores en constante cambio y mejora, con una alta calificación en calidad y servicio, y que se sienten apegadas al territorio para lograr motivación, pero con una visión global de su producción.

España debe ayudar mucho más a las PYMES, pues son el germen del futuro, de la seguridad, del crecimiento real del país. Ayudas que deben sobre todo ir encaminadas a la financiación, a la preparación y formación de todos sus integrantes (sin duda también los directivos), al cambio normativo para facilitar la creación de cooperativas o S.A.L., y con la inclusión de conceptos de economía del bien común, que ayuden a la productividad y excelencia interna y a la formación de equipos productivos modernos e innovadores.

19.12.16

46 nuevas profesiones de futuro posible

El futuro será presente y con él vendrán nuevas profesiones que ahora podemos intuir pero no asegurar. De momento nuestra defensa más eficaz es analizar estas posibilidades profesionales y formarnos duramente para ellas, sobre por si acaso. 

Garantías…, ninguna, pero todo nos indica que podrían ir por aquí las nuevas profesiones. Algunas ya están funcionando, se están abiendo camino sin muchos profesionales y una demanda que va creciendo.

------------

Nuevas energías sostenibles
Mediador en problemas sociales y personales
Arquitectura sostenible y amable
Relaciones públicas motivador de nuevas profesiones ys ervicios
Vehículos eléctricos autónomos en redes
Nuevas formas de movilidad personas y de mercancías
Eficiencia energética de los materiales
Especialistas en seguridad informática y de redes
Reciclado total e integral de todos los materiales
Economía del bien común
Entrenadores y mentores para los RRHH
Diseñadores de juegos y nuevas formas de ocio
Técnicos en seguridad pasiva
Ciudades amables, barrios humanos
Técnico en materiales para impresión 3D
Economía digital con seguridad total
Expertos y acompañantes en viajes de ocio turísticos complejos
Creadores de mapas y estadísticas de datos múltiples entrelazados
Automatización de procesos de todo tipo
Internet de las cosas y los elementos

Recursos y sostenibilidad del medio ambiente
Reducir la degradación de los campos de labor
Cultivos marinos de algas y animales
Almacenadores de energía
Cuidador activo de ancianos válidos
Productos farmacéuticos nuevos y sin efectos secundarios
Nueva alimentación más global
Cambio climático integral
Migraciones globales de personas
Nuevos conceptos en gestión de personas en las organizaciones
Cirugía no invasiva
Salud a cambio de Sanidad
Agricultura y ganadería de nuevos productos
Enfermería mental y de entrenamiento personal buscando la salud
Asesoría económica para mejorar la formación y empleo de las personas
Asesoría en inteligencia emocional, en comportamientos sociales
Diseñadores de identidad digital
Asesores de atención personal global, profesional o familiar
Gestores de inversiones en cooperativas y pequeñas inversiones
Gestores de comercio internacional globalizado

Buscadores de talento múltiple
Formadores de niveles muy altos
Entrenadores emocionales
Diseñador de pequeñas localidades, redes de comunicación y transporte
Gestores de motivación cultural
Multicomerciales asesores de los clientes y no de las empresas vendedoras

12.12.16

Movilidad laboral. Los mejores se escapan

Era inevitable y lógico que tras la crisis viniera el clásico problema en las empresas que se han portado mal en este período; el de empezar a perder los valores de talento personal que había dentro de sus organizaciones. Ver cómo se tratan los RRHH de una empresa en periodos de crisis, aunque no te toque personalmente el despido, supone en qué medida se valora a las personas. Y cuando veas las barbas pelar, cuídate.

Así que algunas empresas están intentando ahora poner remedio a sus malas prácticas, intentando no perder el talento que tienen.

La formación interna es fundamental en las empresa, aunque algunos “jefes viejos” se quejan de que tras formar a los buenos colaboradores, estos se marchan. Todos los responsable de RRHH decimos lo mismo: “Lo peor no es que se marchen, lo realmente catastrófico es no formar y que se te queden dentro”.

Todas las empresas tienen en su organización trabajadores que son fundamentales. Nunca lo quieren reconocer, pero sin ellos se dejan de meter goles. Y si se pierden, además de muy caro, surge un problema a veces incluso de futuro. Se pierden estos colaboradores importantes, pero se van a otro sitio. El daño es doble.

No siempre son Jefes de Sección, a veces son líderes de grupo, excelentes en un trabajo determinado, poseedores de un carisma especial, poseedores de una especialización minoritaria, gente con un acceso a los clientes o a los proveedores muy determinante, etc.

¿Cuánto de bien están pagadas estas personas? 
¿Quien ha nombrado aquí el sueldo?

Una empresa no es SÓLO un lugar para trabajar y cobrar un sueldo. Es mucho más, es un lugar de vida, ese sitio donde estamos muchas horas al año. Más de las que marca el convenio, pues hay que sumar las que se está con el pensamiento o la formación.

Los contratos basura, los sueldos que tienen el mismo olor que las condiciones de trabajo, son el mejor caldo para crear virus que afecta a la empresa. Cada empresario o gestor puede acertar o equivocarse como le venga en gana, es su negocio. Pero como poco debe conocer sus riesgos. Y el resto de trabajadores conocer el riesgo que corre la empresa en la que trabajan.

Si una empresa tiene mal carácter, mal clima laboral, no sirve de nada querer modificarlo tarde y mal según cambian las condiciones económicas del momento, según se ven las orejas al lobo o se pierden clientes. Un trabajador de la empresa es un cliente interno, y huye de los engaños y de las mentiras con sonrisa falsa.

Si quieres crear un buen clima laboral tras una desastrosa gestión…, empieza por despedir por todo lo alto a quien lo haya creado antes. Un despido con alevosía y publicidad. Y si el despedido tienes que ser tú…, pues lo tienen jodido. Empieza de nuevo con un equipo distinto. No hay otra.

Las empresas nunca deben ser cementerios de elefantes, y eso se corrige poco a poco con cambios tácticos y organizados. Pero si se convierten en un lugar de paso, estamos cavando una tumba para la empresa. La movilidad laboral es buena si es en su justa medida. Cada sector tiene la suya, cada empresa también. Pero que la movilidad es el descontento constante. La baja motivación, la apatía, el que se vayan siempre los mejores y se queden siempre los peores.

11.12.16

De la ciudad al campo. Pequeños consejos

Todos conocemos a personas que siendo jóvenes y de ciudad han decidido dar el salto a zonas rurales, donde se han asentado, han montado pequeños negocios o simplemente se han puesto a trabajar el campo. Decisiones difíciles, muchas veces mal entendidas en sus propias familias, sobre todo cuando decidieron empezar esta nueva vida en localidad con las que no tienen absolutamente nada que compartir, pues no son sus pueblos de origen, ni de su familia.

Buscan la naturaleza, la tranquilidad, el silencio, el sosiego, incluso el primitivismo social. Algunos de ellos lo hacen dejando atrás buenos oficios, importantes formaciones universitarias e incluso trabajos de una remuneración media o alta. Buscan simplemente la paz interior, integrarse con la vida natural con todas sus consecuencias. Incluido integrarse con una sociedad pequeña en número, donde conocerse sea un activo constante.

Antes de irse, tras tomar la decisión de ir a vivir a una localidad pequeña, hay que dejar atrás hábitos, horarios y rutinas, a veces elementos de tu vida cotidiana, y sobre todo admitir que hay que explicarlo. Debemos estar muy seguros de nuestra decisión. No es fácil tomarla, pero es mucho más complicado volverse atrás.

Es bueno visitar el lugar durante unos meses, todos los fines de semana, antes de terminar de madurar la decisión. Incluso sin contarsela a nadie. Y analizar si es una comunidad que admite aceptablemente a “los nuevos” y que no son sociedades muy cerradas que cataloga de forasteros a los que llegan, incluso pasados varios años. Hay de todo entre las sociedades pequeñas.

Recuerda que cuando te vayas, varias veces echarás de menos tu vida anterior. Esto es normal, es el periodo de adaptación habitual. Mucha veces producto de una cierta soledad en la nueva zona, pues las relaciones no son tan rápidas como se preveía.

Hay que estar activo, encontrar tu nuevo trabajo si no has podido mantener el anterior. Y admitir que además de consumir menos, es posible que también tengan menos actividad económica, menos ingresos.

Al menos tu nueva zona vital debe disponer de lo básico. Una tienda, acceso a las comunicaciones actuales, un médico, una escuela funcionando por si tienes hijos, un local de convivencia tipo bar, acceso no muy complicado a una ciudad por si la necesitas, etc.

Cuando las personas han tomado esta decisión en solitario o en pareja, algo no estaba funcionando del todo bien en su vida anterior. Callarlo no quiere decir que no existiera. Y esa negatividad anterior debe servirnos para reafirmar nuestra decisión si vienen días de dudas. Por algo estamos aquí, por algún motivo tomamos la decisión que tomamos.

Por cierto, decisión que podemos volver a tomar a la inversa, aunque sea complicado explicarla otra vez. Sonríe, nada es para siempre. De momento.

Pero piensa también, antes de irte, que si lo haces por un problema, sea amoroso, laboral o familiar, estarán equivocándote. No se huye por problemas, este cambio no se trata de huir, sino de asentarse en una nueva vida. Por eso hay que planificar bien el cambio, estar seguro de que es una decisión vital y no el fruto de un gran cabreo.

Si no te gusta el trabajo actual que tienen, no es motivo para escapar al campo. Simplemente cambia de oficio o despidete. A la larga te saldrá más barato estar desempleado en tu ciudad que en una zona rural que no conoces.

¿De qué vas a vivir en tu nuevo entorno? Pues hay una lista de posibilidades más conocidas. Puedes trabajar montando tu servicio de carpintería, electricidad, albañilería o mecánica de automóviles y maquinaria agrícola. Puede analizar las posibilidades del turismo rural en la zona. Se puede trabajar en los servicios comunitarios de la zona, bien como voluntario o bien para los ayuntamientos, por ejemplo en bibliotecas o en atenciones a ancianos.

Es muy posible ganarse la vida con el Arte o la artesanía de todo tipo siempre que tenga un sello personal y para ello no se requiere una gran inversión. Puedes trabajar en peluquería, atención domiciliaria, limpieza, venta de productos de alimentación, servicios flexibles y muy variados a empresas que reclaman trabajos en domicilio, trabajos literarios o de traducción, venta por internet de todo tipo de productos grandes o pequeños, o trabajar relacionados con los productos de la zona como pueden ser quesos, embutidos, mermeladas o productos naturales de alta calidad.

10.12.16

Se necesitan jóvenes trainee licenciados

El mercado laboral todavía no ha superado la crisis y le está costando arrancar e incluso sus leves mejoras se van apreciando a golpes sin organizar bien. Pero comienzan a verses procesos de contratación, hacia perfiles de nuevo ingreso en el mercado laboral, hacia los recién titulados, con formación añadida.
                   
Dentro de este grupo, quienes en los últimos años hicieron las maletas para marcharse fuera de España y probar suerte en otro país cuentan en muchos casos con un plus frente a los compañeros de promoción que decidieron permanecer cerca de casa desempeñando un trabajo no suficientemente cualificado o un trabajo no relacionado con su área de estudios.
                                       
Desde Zaragoza, la consultora de recursos humanos Verker, a través de su responsable de la consultora, Rita Monreal, se explica que "en la actual búsqueda de perfiles, las empresas ponen cada vez más el ojo en gente joven que haya tenido una experiencia en el extranjero". Un cambio de tendencia que en su agencia han notado "especialmente desde el pasado verano 2016".

Una de las figuras que más se busca es la de "personas con talento, que empiezan desde cero en la compañía para que acaben ocupando cargos intermedios y altos", más conocidos como 'trainee'. Se les prepara un plan de carrera para que pasen por distintos puestos y departamentos de la empresa y así conozcan el funcionamiento de la misma antes de alcanzar las posiciones de gestión.
                                       
El haberse ganado un puesto de trabajo en un entorno adverso es, ahora, un punto a favor: "Se valora su disponibilidad, su proactividad, su dinamismo... y eso se encuentra en la gente que se ha ido al extranjero, ya sea al Reino Unido, Alemania o Rumanía, y ha tenido que buscarse la vida en un ambiente no siempre favorable".
                                       
Algunas de las titulaciones más requeridas en este tipo de ofertas de empleo son la de ingeniero de Telecomunicaciones o Administración y Dirección de Empresas, que suelen solicitarse junto con un MBA (máster universitario en dirección y gestión de empresas) o los puestos relacionados con la economía con estudios añadidos y personalizados hacia un área comercial o de gestión.

En estos momentos, según los datos del censo electoral de españoles en el extranjero, hay un total de 33.473 aragoneses en el extranjero, de los que un porcentaje importante corresponde a jóvenes de entre 20 y 30 años, las edades perfectas para volver a Aragón y España, es decir al país que les formó.

7.12.16

Márgenes que quedan en los productos de venta

No es fácil saber hacia dónde van los euros que pagamos por cada producto que compramos. Sabemos que se los entregamos a la tienda a cambio de un producto, pero desglosar el coste de todas las partes que intervienen en la fabricación y venta no es sencillo. ¿Cuánto margen queda de un vestido, de una vivienda, de un litro de leche, de un kilo de fruta o verdura, de un mueble de salón?

Empecemos con un traje que nos cobran 150 euros. El Estado en forma de IVA se lleva unos 30 euros. La materia prima y transporte excepto la mano de obra se lleva unos 20 euros. Unos 13 euros la mano de obra para fabricarlo. La fábrica y como beneficios se lleva entre 10 y 27 euros, depende de si se fabrica en un país o en otro. Y la tienda vendedora se queda entre 60 y 75 euros del precio final.

Sigamos con una vivienda de 250.000 euros precio final. El Estado se lleva unos 25.000 de IVA. Otros 15.000 se llevan los vendedores y los impuestos de trasmisiones y notarías. Unos 70.000 euros van al precio de compra del suelo aunque esto varía mucho depende de alturas del edificio, zona donde se encuentre, etc. El promotor se llega a quedar ahora unos 50.000 euros. El arquitecto, los notarios, los aparejadores se pueden llevar unos 30.000 euros. Otros 30.000 euros se quedan en el constructor y otros 30.000 en materiales. Estos precios se ajustan según el mercado, sobre todo de la parte que se quedan en promotor, constructor y propietario del suelo.

Cuando hablamos de fruta o verdura, se podría decir que del precio de venta, una vez retirados los impuestos, el resto se divide a partes iguales entre agricultor, mayorista y tienda. Pero si hay que ajustar algún beneficio se empieza bajando el margen del agricultor y luego de los demás.

De un litro de leche que nos cuesta 1 euro, es decir una buena leche de marca, el ganadero se lleva entre 30 y 46 céntimos. El envase se queda unos 15 céntimos. El vendedor unos 10 céntimos. El transportista otros 10 céntimos. El fabricante y almacenero del producto otros 15 céntimos y el Estado otros 4 céntimos. Si se paga menos al ganadero se intenta vender más barata. Hay un margen extra para el fabricante que es la grasa que logra sacar de la leche en la fabricación para otros productos.

¿Y un mueble? Pues imaginemos uno de unos 1.200 euros. Y pasemos a desglosarlo. Unos 500 euros van a parar a la tienda. El Estado se queda con 210 euros. Unos 130 euros van a la mano de obra. Unos 110 euros a los materiales. El fabricante como empresa se queda otros 120 euros. El barnizador unos 60 euros. El transporte unos 20 euros. El montaje y los gastos varios suponen otros 50 euros.

6.12.16

10 consejos para hablar y conversar

Nadie nace sabiendo conversar con los demás de una forma maravillosa. Para hablar en grupo con un grupo, se necesitan conocer algunas técnicas simples que se aprenden imitando y aprendiendo mientras se practica. Veamos algunos detalles de este aprendizaje.

Si te quedas en blanco mientras hablas, no te preocupes. Dilo abiertamente que esto nos sucede a todos y demuestra normalidad.

Si te tienes que enfrentar a una conversación importante o complicada, prepárate antes algunas respuestas a las preguntas que pueden caer. Como si fuera un examen. Van a querer saber quién eres, qué quieres, qué haces. Así que tener preparadas unas respuestas tipo a estas preguntas, sobre todo sin son complejas, está muy bien.

Si te preguntan algo que requiere un par de segundo de análisis, repita la pregunta que te hacen como quien la remarca. Te dará tiempo para empezar la respuesta. —¿Dices que si practico la cocina? Ya lo creo, soy un buen asador de carnes.

No te preocupes en exceso por las conversaciones, nadie hace el ridículo, excepto que ya venga ridículo de antes. Dominar el arte de conversar supone equivocarse y aprender de ello. Nadie es perfecto.

Siempre hay temas muy recurrentes. Ten en el bolsillo unos cuantos para cuando llegue el silencio. Pero que no sean ni de política, religión o fútbol, si no conoces muy bien a los interlocutores. Los objetos que nos rodean son un buen filón. Hablar de la seguridad en la calle o los altos impuestos o los alimentos o de un restaurante o del estrés, son algunos ejemplos.

Intenta y sin parecer sabio, dar información que añade interés al tema que se habla. Si ves que los demás se ponen nerviosos o dejan de prestarse atención, cambia de tema…, les estás aburriendo o te has pasado de listo.

Si te pones nervioso ante un tema, por un silencio o una mala actuación, tranquilo, respira profundamente, ponto en modo “stand by”, calla durante unos momentos y escucha activamente a los demás.

No emplees palabras muy técnicas, muy rebuscadas, complejas o que te coloquen en situación de ser un prepotente. No intentes ser pedante, pues antes de lograrlo ya te habrán visto las intenciones.

Pregunta. Demuestra que te interesa el interlocutor y que lo valoras. —¿Donde vives? ¿Desde cuando trabajas en esto? ¿Has vivido en otras ciudades? ¿Conoces algún xxxxx? ¿Entiendes lo que está sucediendo en Egipto? ¿Es normal que el Real Zaragoza juegue tan mal?
 
Nunca hables por encima de la otra persona ni a la vez que ella. Calma, escucha y habla en los silencios. Y habla por igual a chicas y a chicos. No cometas la tontada antigua de diferencias interlocutores por sexos.

1.12.16

Las 8 preguntas del negocio de mi amiga

Vengo de asistir a la inauguración de la empresa de una amiga. Un pequeño negocio tras varios años trabajando en esto mismo, pero para otras personas. Se ha independizado, ha creado su propio puesto de trabajo. Ha creado otro puesto de trabajo más para una colaboradora.

¿Qué se ha preguntado mi amiga antes de abrir mañana su negocio?

 ¿Qué sé hacer, qué quiero hacer?
 ¿Cómo lo voy hacer, con quien puedo y debo contar?
 ¿Hasta donde quiero llegar con mi nuevo negocio?
 ¿Quien me puede ayudar a emprender mi negocio?
 ¿Sé vender lo que voy a realizar, sé tratar bien a los clientes?
 ¿Necesito contratar a alguna persona que me ayude, que colabore conmigo?
 ¿Quien me puede enseñar a realizar unas estrategias de acceso a los mercados?
 ¿Tengo asesores a los que acudir para llevar la parte legal, contable y fiscal?

Le he recomendado paciencia y templanza en los primeros meses. Los triunfos tardan siempre en llegar, pero nunca hay que desanimarse, hasta que sean otros los que te obliguen a desanimarte. Aprende, aprende de todo. Pregunta y apunta. Sonríe y trabaja mucho. E intenta tener un poco de suerte extra, que nunca viene mal.